Implementamos la tecnología avanzada para hacer más sostenibles nuestros procesos productivos

La tecnología avanzada nos ayuda a perfeccionar nuestro proceso de pintura completamente automatizado en base a la Industria 4.0, y nos permite lograr la máxima calidad minimizando al mismo tiempo el impacto ambiental (reduciendo tanto el consumo de materia prima como el consumo energético). 

Nuestro proceso de suministro a clientes, contempla varias etapas: Se inicia con la planificación. Continúa con la tramitación y el diseño personalizado. Posteriormente se lanza el aprovisionamiento y la fabricación, y por último el material se expide y finalizamos el suministro con la instalación y puesta en marcha del equipamiento en el edificio del usuario final.

Para lograr la máxima eficiencia y sostenibilidad para nuestros clientes, el suministro tiene que ser lean, seguro y medioambientalmente amigable. Y para lograr estos objetivos, resulta clave que tanto todas las etapas/tareas como los interfaces entre las mismas fluyan, minimizando cualquier tipo de “despilfarro, exceso…” . 

En la etapa de fabricación (que se ubica entre el aprovisionamiento y la expedición), las líneas automatizadas de pintura llegan en los últimos instantes en los que los productos están todavía en nuestras instalaciones: un momento definitivo para dotar al producto de la calidad que debe transmitir y para garantizar su idónea integración estética en los espacios proyectados. Para ello, el color y la pintura tienen que tener una calidad y nivel de acabados exquisitos. 

 

 

Para nuestras líneas de pintura, “El reto lean” se acrecienta en un proceso de fabricación vivo, en el que varían aspectos como las condiciones ambientales (temperatura, humedad, luminosidad…), el mix de colores seleccionados por los clientes para los productos, las características propias de los diversos materiales que utilizamos, las formas y dimensiones de las propias piezas a pintar...etc. Un ejemplo es el amplio abanico de dimensiones de las piezas, que pueden oscilar entre los 20 milímetros y los 3.000 mm de largo, y este mix de piezas convive en un mismo instante en las líneas de pintura…

¿Cómo conseguimos un recubrimiento impecable? Nuestras líneas automatizadas de pintura incluyen cabinas con control de diferentes parámetros, tales como: posición y ciclos de lo dispensadores de pintura, cantidad de agua con la que inyectamos la pintura, cantidad de materia prima (pintura) con la que pintamos, temperatura de los hornos de secado, carga y descarga robotizada para garantizar repetitividad en el posicionamiento….
 

Recientemente, hemos dotado a las cabinas de pintura con tecnología más avanzada en aras a suministrar a nuestros clientes un producto más sostenible y de mejor calidad.

En concreto, se ejecuta en tiempo real un mapeo del acabado de las piezas, para garantizar un acabado uniforme en todo el volumen de las piezas en base al ajuste de los parámetros de control de las cabinas de pintura. De esta forma, no solo aseguramos homogeneidad de color, es decir, máxima calidad estética de las piezas, si no que además, se reduce el material de pintura empleado (puesto que se optimiza el mismo, evitando excesos) y adicionalmente se optimiza el gasto de energía en el proceso de secado (precisamente debido a que aportamos la cantidad mínima necesaria de materia prima para lograr la calidad óptima que desea el cliente, sin defectos ni excesos). 

Así, logramos fabricar un producto con una calidad superior, pero el “beneficio colateral” de esta mayor calidad, es la sensible reducción del impacto ambiental. 

 

Una muestra más de la apuesta de EUN por obtener el máximo grado de eficiencia a través de soluciones medioambiental, social y económicamente sostenibles.

Contacta con nosotros

Nos complace responder a cualquier pregunta relacionada con nuestros productos y servicios.