“Los clientes piden seguridad, eficiencia y flexibilidad, y EUN puede dárselas”

El CEO de EUN, Alberto Lorenzo explica, en esta segunda entrega de su entrevista, cómo ha cambiado el mercado tras la pandemia y de qué manera EUN se ha adaptado

Alberto Lorenzo, CEO de EUN, considera que la empresa ha salido de 2020 “mucho más eficiente” (link a la primera entrega). Durante el periodo de pandemia, se esta realizando un trabajo de inversión a futuro para adaptarse a un mercado que también esta cambiado en el que las soluciones que EUN ofrece, se adaptan a las nuevas necesidades. 

Dice que, con esta epidemia, nos hemos planteado que la sociedad moderna estaba viviendo muy al límite; y que eso puede llevar a un cambio de mentalidad en los clientes. ¿En qué sentido?
En términos de ingeniero, yo hablaría de que la sociedad vive con márgenes de seguridad mínimos, que son excelentes para una situación estable, pero que hacen que una situación inestable nos desborde. Ahora mismo, es cierto, los clientes que tienen dinero tienen más miedo que dinero; pero confío en que vamos bien con las vacunas, aunque vayamos lentos, y que alcanzaremos velocidad de crucero, superaremos el riesgo de contagio masivo y la economía volverá. Y, entonces, esos clientes que tienen dinero van a invertir en soluciones eficientes. Y eso será un cambio.

¿Hacia dónde?
Me refiero a que, en el pasado, en muchas ocasiones, el móvil de compra era el precio. Y eso nos llevaba a márgenes de seguridad muy escasos. Ahora, los clientes quieren seguridad, eficiencia y flexibilidad.
Esas tres cuestiones han estado siempre en el ADN de nuestra empresa. EUN es consciente de que debemos ser capaces de conocer las necesidades y expectativas de los clientes; y adaptar nuestra organización - y el producto, y la forma de hacer, y la fabricación – para dar con la solución óptima para cada cliente.

¿En qué consiste la “solución óptima”?
Hablamos de productos avanzados, con una base tecnológica profunda, donde se conozcan muy bien los materiales y en los que seamos capaces de aplicar y certificar las herramientas avanzadas de diseño. En un negocio como el nuestro, donde se busca la optimización de los espacios, trabajamos en un doble plano.

 

Por un lado, debemos entender la necesidad del arquitecto, del constructor, que busca optimizar el espacio e integrar en él los equipos, y que incluso busca que los equipos mejoren las prestaciones que vaya a dar el propio espacio. 

Pero tan importante como eso es que el usuario final sea capaz de realizar un uso eficiente de estas soluciones. Ahí es donde cobra vital importancia la electronificación de los equipos: dotar de sensores y de actuadores a esos equipos, que están perfectamente integrados y optimizan el espacio físico… pero que permiten, al mismo tiempo, la gestión óptima del continente y del contenido y en definitiva la información o datos que albergan. Se trata de que los clientes tengan a su alcance un uso eficiente de ese espacio de guarda y de los contenidos que se guardan; pero, a la vez, es necesario que el equipamiento sea capaz de analizar los datos que recibe y pueda prever las necesidades. Cualquier equipamiento que pueda anticipar lo que va a suceder nos da tiempo para reaccionar si se requiere. Y eso es lo que nos permite el software predictivo.
 

 

Un aspecto en el que EUN es pionera.
La inversión que hace EUN en tener un equipo especialista desde el punto de vista mecánico y electrónico, y en software que no solo gestione continente y contenido sino que trabaje la predictiva… nos hace estar a la vanguardia del sector. Pero no es suficiente. 

¿No?
No; no basta con dar al cliente, si se me permite la expresión, “el juguetito” tecnológico. Hay que ayudarle a implantar esa forma de trabajar que le permiten esas herramientas, nuestros productos mecatrónicos con nuestro producto software. 

El servicio industrial tal como se entendía antes, que empezaba en la oferta y continuaba después con la fabricación… se debe suplementar con asesoramiento. 

Un asesoramiento durante todo el ciclo de vida del producto, para que el cliente sea capaz de optimizar esos espacios para guarda y gestión. Un asesoramiento que se haga al constructor y al arquitecto, incluso antes de la oferta y hasta la entrega de la obra; pero también al usuario final, con la concepción y el desarrollo personalizado del software y hasta la implantación de esas herramientas y ese nuevo método de trabajo. 

¿Cuáles son las principales líneas de actuación previstas para el futuro desde EUN?
Enlazando con lo anterior, resulta clave y un objetivo para este año 2021 el duplicar el presupuesto en I+D+i. Buscamos profundizar en un conocimiento técnico multidisciplinar de todo nuestro equipo, tanto el que trabaja en el área I+D+i en los headquarters como el que trabaja en nuestra red comercial extendida, la fase más cercana a cliente (técnicos, comerciales, ingeniería). Es vital poder asesorar a nuestros clientes técnicamente, con productos avanzados, certificaciones avanzadas, materiales avanzados, métodos de diseño avanzados… y con un ecosistema de colaboradores, que estamos ampliando, que nos permitan incorporar las investigaciones más recientes para poderlas llevar a mercado. Lo mismo puedo decir a nivel de desarrollo del software; y también en el trabajo para conseguir guardar los contenidos, asegurar el uso de los contenidos en cualquier momento y poner en valor ese producto, esa solución, ese servicio que da EUN. 

Primera parte de la entrevista | Segunda parte de entrevista | Tercera parte de entrevista

Contacta con nosotros

Nos complace responder a cualquier pregunta relacionada con nuestros productos y servicios.